20 de noviembre de 2008

Malos augurios negros

Azul contra negro

Azul, muy azul es lo que siento frente el negro oscuro de sus cerebros,
Máquinas maquinando en un incesante monólogo sordo,
Malas ideas fluyendo para matar el hambre de sus deseos
Malos malvados de ojos sedientos…
Os veo y no os siento…

Azul suave de seda esponjada
Aroma de mar en las olas alzadas
libertad de alas voladas al viento
canta el corazón abierto a la vida

y siento que agonizáis lento… muy lento

Me veo y me atrevo…

FREEDOM FOR BAD GIRLS
FREEDOM TO SAY WHAT I WANT

5 comentarios:

Juan José Bonilla dijo...

Tiempos de tristeza y de cambio.
La injusticia y el egoismo nos envuelven y apenan nuestras almas mientras una hoguera de vanidades convulsiona nuestro cómodo primer mundo. Pero no acallarán tu voz.
Por cierto, bonito el cambio del blog... y me encanta tu foto en el parque.

Me alegro de volver a leerte y un besote con mucho cariño.

Nostromo dijo...

He leido todo cuanto has escrito estos ultimos meses. Es grande el orgullo que deben sentir sus amigos por usted , tiene madera de escritora , pero es facil vislumbrar en todos sus escritos un gran resentimiento y un velo de odio hacia alguien o algo. Si no le conocieramos pensariamos que usted ha vivido alguna dictadura , o a sido lapidada por alguna horda de musulmanes enfervorecidos...al contrario creo saber que usted esta muy bien situada y goza de una libertad que su olgada posicion en el ayuntamiento (el cual su luz ilumina ) y su posicion social y monetaria de dominio publico sabida , ha cubierto eso que ...otras no tienen.
Quiero decir con todo esto , que facil es hablar de la oscuridad cuando uno esta en la luz ¿verdad? ...como todo el qu esta metido en politica se queja de lo que le sobra. Por cierto ¿cuanto tiempo va a tardar su coalicion verde/roja en talar el Venerable y antiguo arbol de la Caceria? , por supuesto muy poco , para hacer mas adosados allá donde vivan personas como usted que se quejen de la oscuridad que ellos mismos siembran.
Atentamente su critico amigo Lord

Carolina Higueras dijo...

Estimado amigo crítico virtual Lord, he leido su comentario atentamente, le agradadezco su sinceridad y no puedo sino aclararle que no hay una horda de musulmanes dispuestos a lapidarme porque, afortunadamente mi cultura es diferente. No obstante me atrevo a decirle que las hordas pueden estar presentes en todas las civilizaciones, en todos los siglos, en todas las épocas, en todos los colectivos... y por supuesto en todos los partidos... Soy una persona afortunada, que tiene un trabajo estable en la Diputación de Granada desde hace 21 años, y dado que es público, como bien dice, del ayuntamiento no percibo nada que no sean las asistencias a plenos y comisiones como el resto de los concejales/as de todos los partidos, puesto que como ya sabe, no soy una concejala liberada y por tanto no percibo retribución del ayuntamiento... Dedico las tardes y alguna que otra mañana a trabajar por mi pueblo, y no me quejo porque además me gusta y lo siento.
La luz o la sombra, el hablar o callar dependerá del lado en que se quiera vivir y yo soy libre para expresar lo que quiero, lo que siento, sin tener una verdad absoluta que además no quiero, simplemente me atrevo a decir lo que pienso. Con luz o en la sombra, pero siempre sin miedo y sin resentimiento, porque si algo tengo claro es que nos conocemos...

Tenga por seguro que No será con mi apoyo con el que se talará ese hermoso árbol centenario de porte majestuoso, pero seguro que habrá desaprensivos que impregnarán de gasolina su tronco.
El almez o almencino, Celtis australis perteneciente a la Familia de las Ulmáceas es el perfecto representante del otoño, cuando sus hojas se van transformando del verde oscuro y vigoros al ocre mortecino y, tras desprenderse, como buen árbol caducifolio, mostrar su portentosa silueta al desnudo.
El nombre de Celtis proviene del griego, los romanos llamaban al almez “celtis” o “lotus”, que significa alimento (así es como lo llamaba Dioscórides). El fruto es una drupa de unos 7mm de diámetro, verdosa al principio y negruzca en su madurez, como la vida misma… permanece en el árbol hasta mediados de invierno, siendo muy útil como alimento para la avifauna.
Es un árbol que resiste bien la sequía y la contaminación, todo menos las manos del ser humano. Era tradicional usar las ramas de Almez para hacer horcas y su madera se ha usado en tonelería, carretería, para elaborar bastones... Antiguamente, tras comerse el fruto, los niños y niñas jugaban a disparar el hueso soplando a través de un canuto de caña… entonces era divertido…
Ahora ya es un poco tarde para seguir escribiendo,
El próximo post será en positivo…

Nostromo dijo...

Espero no haberla importunado en lo mas minimo , pues creo que "en libertad" (palabra que esgrime con bastante insistencia y por cierto brillantez)una critica ha de ser eso...una critica constructiva como minimo. Celebro con honestidad su verbo fluido y rico , no puedo por menos que alabarlo , aunque sea critico de usted.
Que mas quisiera yo que conocerla en persona y ademas apuesto a que usted no me conoce tampoco. Pienso sin embargo que algun dia lo hare ...por lo pronto solo soy un critico mas. Por supuesto no me olvido de felicitarle las Navidades o como gustan ustedes los socialistas de decir "Feliz Solsticio de Invierno" , sigues siendo un cisne blanco que brilla con luz propia a pesar de la pandilla de mediocres venidos a mas que la rodean.

Gracias por leerme.

LORD

Carolina Higueras dijo...

Estimado Lord, en absoluto me he sentido importunada por sus inteligentes aportaciones, la critica constructiva sirve precisamente para avanzar en la mejora de lo que somos, un proyecto humano. Quiero pedirle que No se tome al pie de la letra el conocernos... como un encuentro físico en el mismo espacio de tiempo. A veces la conjunción de gustos por los mismos temas, aspectos de la vida o como dice en su perfil “Me interesa la verdad con todo aquello que conlleva…” nos aproxima a un conocimiento cercano más allá del momento tangible y real para hacernos ver que entre ambos cabría seguramente, un diálogo interesante, aunque puede o quizás no… que discrepante en el fondo. Espero poder conocerle cuando lo estime oportuno.
Igualmente, le deseo (socialistas o no) unas felices fiestas y un mejor año, en compañía de aquellos que realmente le llenen esos momentos de ocio tan escasos que nos van quedando.

Pd.: Haré un esfuerzo en escribir en positivo, pero créame que la realidad cotidiana es abrumadora para pintar de azul clarito lo que veo. Agradezco sinceramente su palabras.
Carolina