14 de abril de 2008

Casi nada volverá a ser DESIGUAL...

Cuando María y yo cogimos el coche y nos fuimos solas, desde Granada a Málaga, para escuchar a Zapatero en un acto de cierre de campaña convocado para mujeres, no nos equivocamos.

Fue un baño de motivación para seguir creyendo que los caminos del futuro pasaban por la igualdad y que las manos que acarician el rumbo de ese timón hoy tienen, de nuevo, el nombre de nuestro presidente.

José Luis tiene una mirada limpia y serena, una sonrisa cómplice y sincera, como pocos. Cuando habla de la mujer, de la igualdad, se le ilumina la cara desde el sentimiento interno de creer en lo que dice.

No es un discurso facilón y electoralista, es una convicción profunda y arraigada que nos hace esperanzar que los tiempos de los dinosaurios y las cuotas obligadas están próximas a extinguir.

José Luis ha dejado los prejuicios atrás y ha conformado un gobierno al que incorpora un equipo de mujeres reales con un caudal impresionante de conocimientos, valentía y compromiso. Un equipo, nada más y nada menos, cercano a la cotidianidad de nuestra sociedad.

Zapatero ha demostrado con hechos la veracidad del discurso de aquel acto malagueño y ha incorporado la igualdad como una de las claves y eje fundamental del Gobierno socialista. Ha cumplido con aquella palabra que nos dio y que nos caló hasta el punto de emocionarnos, cuando subido en el escenario nos dijo, mirándonos directamente a los ojos... “No os voy a fallar” y no nos ha fallado.
Zapatero ha confiado sin ambigüedades, sin medias tintas, a pleno pulmón y pecho descubierto en las mujeres... puede tener muy claro que nosotras tampoco le vamos a defraudar.

Me siento orgullosa de este Presidente que ha diseñado un Gobierno moderno y comprometido con los nuevos retos que se plantean en las sociedades modernas. Un Gobierno que se ha marcado como objetivos prioritarios la innovación, el medio ambiente y la igualdad entre mujeres y hombres. Me siento orgullosa de que mi Presidente haya tenido la valentía para acometer dos nombramientos, entre otros, que son dos hitos históricos: el nombramiento de una mujer como ministra de Defensa y la creación del Ministerio de Igualdad con una mujer joven al frente.

Por fin la paridad ha conseguido ser un instrumento para mejorar la democracia, para hacerla más ciudadana, más sólida y más igualitaria.

Por favor, que nadie hable más de mujeres-cuotas y ambiciones desmedidas, que se miren al espejo de nuestro gobierno y comiencen a ver el prisma con una mirada positiva, desde el color del talento, del conocimiento, de la preparación, de la habilidad política, de las ganas y del compromiso y por supuesto.... de la ilusión.

¡Enhorabuena Presidente, has cumplido tu COMPROMISO CON LA IGUALDAD!

Carolina Higueras Moyano
Concejala de Igualdad

Ayto. de Huétor Vega

Granada

2 comentarios:

Celular dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Celular, I hope you enjoy. The address is http://telefone-celular-brasil.blogspot.com. A hug.

catetochil dijo...

Con todo el respeto que la vida merece en sus "diferentes y desiguales" manifestaciones, me pregunto y te pregunto (permite que te tutee Carolina);la igualdad es una meta, o un paso hacia una meta.

Es la armonía un paso o es meta, es la justicia camino o armónica meta.
Recibe una sonrisa como franco saludo.